Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 13/1/2021
SIETES contiene 93213 citas

 
Ref. ID 99556
 
Tweet
Collins JM, Raphael KL, Terry C, Cartwright EJ, Pillai A, Anania FA, Farley MM. Hepatitis B virus reactivation during successful treatment of hepatitis C virus with sofosbuvir and simeprevir
Clinical Infectious Diseases (Clin Infect Dis)
15 de octubre 2015
Volumen 61 nº 8 página(s) 1304-6

Dos notificaciones de casos sugieren que los nuevos fármacos para la hepatitis C deben ser utilizados con prudencia en pacientes que también están infectados por el virus de la hepatitis B. Los dos casos citados fueron dos pacientes hombres de cincuenta y tantos años, negativos para VIH, con infección por virus de la hepatitis C de genotipo 1, en los que había fracasado anteriormente el tratamiento con peginterferón más ribavirina.

Uno de los pacientes tenía niveles de ADN del virus de la hepatitis B casi indetectables (2.300 UI/mL) cuando inició tratamiento con sofosbuvir y simeprevir. Hacia la 4ª semana de tratamiento la carga viral de hepatitis C era indetectable. A la 7ª semana aparecieron ictericia, dolor abdominal y otros signos de hepatitis vírica; los niveles de ARN del virus de la hepatitis C se mantuvieron indetectables, pero los de ADN de la hepatitis B eran de 22 millones de UI/mL. Se detuvo el tratamiento de la hepatitis C y se inició tratamiento de la hepatitis B con una combinación de tenofovir + emtricitabina. En la 28ª semana el paciente se encontraba bien y con niveles indetectables de ambos virus.

En el otro paciente la carga viral de hepatitis B había sido determinada desde el inicio del tratamiento con sofosbuvir y simeprevir. Antes del tratamiento los niveles de ADN de la hepatitis B eran indetectables, pero aumentaron hasta 11.255 UI/mL hacia la 4ª semana. A pesar de que el paciente estaba asintomático, se añadió tenofovir al tratamiento, y ambos virus eran indetectables en la 12ª semana.

[Un comentarista de JW indica que parece que cuando hay coinfección por ambos virus, el virus de la hepatitis B tiende a “dominar”. Dado que los tratamientos de la hepatitis C con interferón también tienen actividad sobre el virus de la hepatitis B, en el pasado estas reagudizaciones de la hepatitis B no se observaban. Los dos casos relatados, más otro citado por el autor de un artículo editorial, plantean la pregunta de si en pacientes coinfectados por ambos virus se debe iniciar tratamiento de la hepatitis B automáticamente cuando se inicia el tratamiento con los nuevos antivíricos contra la hepatitis C.]