Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 13/8/2019
SIETES contiene 92794 citas

 
Ref. ID 92099
 
Tweet
Anónimo. Herbal medicines for osteoarthritis
Drug and Therapeutics Bulletin (Drug Ther Bull)
enero 2012
Volumen 50 página(s) 8-12

El uso de hierbas medicinales y preparados fitoterápicos más o menos manufacturados por pacientes con artritis reumatoide es muy frecuente. Los fitoterápicos más utilizados tradicionalmente han sido los productos insaponificables del aguacate (avocado) y de la soja, la uña de gato (cat’s claw), la uña del diablo o harpagofito (devil’s claw), el incienso de la planta Boswellia (incienso indio, frankincense), el jengibre (ginger), la ortiga (nettle), el escaramujo o rosa mosqueta (rosehip), la cúrcuma (turmeric) y el sauce (willow bark).

Se han realizado pocos estudios sobre la eficacia de estos productos, y los disponibles en general adolecen de tamaño insuficiente de la muestra, corta duración, uso de variables subrogadas y heterogeneidad de los preparados evaluados, a pesar de que procedan de la misma planta.

Insaponificables de aguacate y soja

Los insaponificables de aguacate contienen un extracto vegetal de aguacate y aceite de soja. In vitro reducen la producción de mediadores catabólicos y proinflamatorios en condrocitos de personas con artrosis, lo que sugiere que podrían tener un efecto modificador de su estructura, que sería resultado de una inhibición de la degradación del cartílago y de que promueven un efecto reparador del cartílago. En una revisión sistemática se incluyeron 4 ensayos clínicos a doble ciego controlados con placebo, en un total de 750 pacientes con artrosis de cadera o de rodilla. En todos ellos se usó una dosis de 300 mg de insaponificables de aguacate y soja y en uno también hubo un grupo que recibió 600 mg al día Tres ensayos (de 3 a 6 meses de duración) dieron resultados favorables sobre los síntomas. En dos ensayos la variable principal fue la toma de AINE y en el tercero el índice de Lequesne (una medida compuesta de funcionalidad que incluye dolor, distancia caminada y actividades cotidianas. En el cuarto ensayo, de dos años de duración, no se registraron diferencias significativas entre los grupos en la variable principal (espacio interarticular a rayos X). El autor de la revisión concluyó que las pruebas clínicas de eficacia no eran “plenamente convincentes”. En una revisión Cochrane en la que se incluyeron 5 ensayos clínicos controlados con placebo sobre fitoterapia en la artrosis se incluyeron los resultados de los dos ensayos positivos citados (327 pacientes) y se concluyó que “en comparación con placebo los preparados de insaponificables de aguacate y soja reducen el consumo de AINE [RR=0,71 (IC95%, 0,57-0,89)], las puntuaciones ajustadas de dolor [diferencia media de -7,61 (IC95%, de -11,79 a -3,42)] y mejoran el índice de función de Lequesne.

Uña de gato

Es posible que su efecto antiinflamatorio se deba a que inhibe el factor de necrosis tumoral alfa. En un ensayo clínico a doble ciego y controlado con placebo, de 3 semanas de duración, en 45 pacientes, la uña de gato (100 mg al día) redujo el dolor asociado a la actividad (p<0,001) pero no modificó el dolor en reposo ni el dolor nocturno. No se registraron efectos adversos.

Uña del diablo

Se obtiene de la raíz de la planta Harpagophytum procumbens. No se sabe con seguridad si tiene efecto analgésico o antiinflamatorio; los resultados de los estudios experimentales han sido discordantes. Se comercializan numerosos productos fitoterápicos que lo contienen para el tratamiento de dolor muscular y articular. En una revisión sistemática se incluyeron 5 ensayos clínicos en 385 pacientes con artrosis de rodilla o cadera, se observó que es más eficaz que placebo para reducir el dolor y sobre el porcentaje de pacientes que responden, y que no es peor que la diacereína (esto no significa nada, dado que la diacereína tampoco tiene eficacia demostrada). La heterogeneidad de los ensayos no permitió el metanálisis de los resultados. Los autores concluyeron que no hay pruebas suficientes de la eficacia de un extracto etanólico de harpagósido (<30 mg al día) en el tratamiento de la artrosis de rodilla o de cadera, pero que existen pruebas de calidad moderada de eficacia de la uña del diablo en polvo (60 mg de harpagósido) en el tratamiento de la artrosis de rodilla, cadera y columna. Otra revisión, en la que se incluyeron cuatro de los cinco ensayos de este metanálisis más otros dos ensayos controlados con placebo, concluyó que parece ser eficaz para reducir el dolor. En una revisión sistemática sobre los efectos indeseados de la uña del diablo en el tratamiento de la artrosis y de la lumbalgia, en la que se incluyeron 28 ensayos clínicos (n=6.892 pacientes) tratados durante períodos de menos de un año, la incidencia de efectos adversos no fue más alta con la hierba que con placebo.

Incienso indio

El incienso indio contiene resina de la planta Boswellia serrata. En estudios en animales ha mostrado efecto antiinflamatorio y analgésico. En un ensayo clínico de 90 días de duración en 75 pacientes con artrosis se compararon dos dosis de incienso (100 mg y 250 mg) con placebo. Se registró una reducción significativa del dolor y de la rigidez articular, así como mejoría de la función física, con ambas dosis del extracto, comparadas con placebo (p<0,0001). En otro ensayo a doble ciego y controlado con placebo, de 8 semanas, en 30 pacientes con artrosis de rodilla, se registró un aumento significativo del dolor y la inflamación en la rodilla, así como mejora del movimiento. El incienso puede producir efectos gastrointestinales leves.

Jengibre

El jengibre, de la raíz de la planta Zingiber officinale, es un conocido inhibidor potente de las prostaglandinas y leucotrienos, y tiene efecto antiinflamatorio. En un ensayo clínico a doble ciego controlado con placebo de 6 semanas de duración en 261 pacientes, se evaluó un preparado que contenía 255 mg de extracto de jengibre, administrado dos veces al día. El dolor en posición de pie mejoró en los dos grupos, pero la proporción de pacientes que respondieron fue mayor con jengibre (60% comparado con 47%; p=0,04); se registró una incidencia más alta de síntomas gastrointestinales en el grupo de intervención. En otro ensayo cruzado, de 3 semanas, se compararon jengibre (170 mg de extracto tres veces al día), ibuprofeno (400 mg tres veces al día) y placebo, se registró superioridad de ibuprofeno pero ninguna diferencia entre placebo y jengibre. No se registraron efectos adversos graves. Raramente el jengibre puede dar lugar a ardor de estómago leve, diarrea e irritación bucal. En estudios in vitro se ha observado que el jengibre tiene efecto antiagregante plaquetario y cardiotónico, por lo que se recomienda prudencia en los pacientes con cardiopatía. En estudios in vivo se ha visto que puede producir hipoglucemia, y por lo tanto puede interferir con los hipoglucemiantes. El jengibre se ha utilizado en medicina tradicional para el tratamiento de las náuseas y vómitos del embarazo; durante el embarazo no se recomienda tomar dosis muy superiores a las usadas en alimentación.

Ortiga

La ortiga (Urtica dioica, que pica) o la Urtica urens (ortiga enana) tiene efecto antiinflamatorio por inhibición de la ciclooxigenasa y la lipooxigenasa. En un ensayo clínico cruzado controlado con placebo en 27 pacientes con dolor articular en la base del pulgar o el índice se observó que la aplicación de hoja fresca de ortiga urente al área dolorida diariamente durante una semana redujo el dolor y la incapacidad. En otro ensayo clínico, de 3 meses de duración, se comparó Phytalgic® (una combinación de ortiga, aceite de pescado y vitamina E) con placebo en 81 pacientes con artrosis de rodilla o cadera; al cabo de 3 meses el uso de analgésicos y AINE, que eran las dos variables principales fue menor en el grupo de intervención que en el grupo placebo (0,36 comparado con 1,03 DDD de AINE, p=0,02).

Cúrcuma

Es el rizoma desecado de la Curcuma longa o Curcuma domestica. Tiene efecto antiinflamatorio en modelos animales. En un ensayo clínico en 107 pacientes con artrosis de rodilla se comparó ibuprofeno a dosis de 800 mg al día con cúrcuma (2 g al día), durante 6 semanas. Ambos tratamientos redujeron el dolor al caminar en subida, el dolor al subir escaleras, el tiempo para desplazarse 100 m y el tiempo en subir y bajar unas escaleras. No se registraron diferencias entre los grupos. Efectos indeseados frecuentes en ensayos clínicos han sido dispepsia, mareo, náusea y vómito, así como heces blandas. Está contraindicada en pacientes con obstrucción de la vía biliar y debe ser utilizado con precaución en pacientes con cálculos biliares. No se ha estudiado su inseguridad en el embarazo y la lactancia.

Sauce (Salix alba)

Es la fuente del salicilato. Los autores de una revisión sistemática sobre su empleo (un extracto etanólico equivalente a hasta 240 mg de salicina) en el tratamiento del dolor músculo-esquelético, en un total de 205 pacientes con artrosis observaron que los ensayos mostraban “superioridad en comparación con placebo y ausencia de diferencia con placebo junto a inferioridad respecto a diclofenac”. En un ensayo clínico a doble ciego de dos meses de duración en 82 pacientes con dolor articular crónico se evaluó una mezcla de cinco hierbas [sauce, guayaco, Cimifuga racemosa (black cohosh), zarzaparrilla y álamo (chopo, poplar en inglés)] comercializada en algunos países con el nombre de Rheumalex®, que suministra una dosis equivalente a 20 a 40 mg de ácido salicílico en dos comprimidos, que fue más eficaz que placebo en reducir las puntuaciones de dolor (p<0,05).