Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 16/9/2020
SIETES contiene 93091 citas

 
Ref. ID 103509
 
Tweet
Mahase E. Gabapentinoids: has reclassification really solved the problem?
British Medical Journal (BMJ)
13 de enero 2020
Volumen 368 página(s) m114

En octubre de 2018 se anunció en el Reino Unido la reclasificación de gabapentina y pregabalina al grupo C de los estupefacientes. La decisión fue firme a partir de abril de 2019. Desde esta fecha, es ilegal suministrar estos fármacos por dispensaciones repetidas, y ahora el farmacéutico sólo puede dispensar en los 28 días siguientes a la fecha de la prescripción. Las prescripciones deben ser firmadas a mano por el médico.

Entre 2007 y 2017 en el Reino Unido el número de pacientes que iniciaron tratamiento con un gabapentinoide se triplicó. En 2017 la mitad de las prescripciones fueron para indicaciones no autorizadas, y un 20% de los pacientes recibieron estos fármacos junto con un analgésico opiáceo.

Se esperaba que la reclasificación se seguiría de una disminución del consumo, pero no ha sido así. Si se comparan abril de 2018 con abril de 2019, el número de prescripciones aumentçó de 138 por 1.000 pacientes a 142 por 1.000 pacientes. De octubre de 2018 a octubre de 2019 aumentaron de 151,7 a 151,9 por 1.000 pacientes.

Por el contrario, cuando el tramadol fue reclasificado en 2014 por circunstancias similares, se produjo un efecto casi inmediato sobre las cifras de prescripción. La diferencia quizá se explique por la disponibilidad de alternativas (otros opiáceos en el caso de tramadol, pero ningún otro fármaco en el caso de los gabapentinoides).

Algunos expertos opinan que la reclasificación no aborda la raíz del problema: dificultar el acceso desplaza simplemente el problema a otras sustancias, en ocasiones todavía más peligrosas, o al mercado ilegal.

Los datos de prescripción en Inglaterra muestran que cuanto mayores son la pobreza y la marginación, mayor es el número de prescripciones de estos dos fármacos.