Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 29/11/2020
SIETES contiene 93174 citas

 
Ref. ID 103121
 
Tweet
Ma H, Li X, Sun D, Zhou T, Ley SH, Gustat J, Heianza Y, Qi L. Association of habitual glucosamine use with risk of cardiovascular disease: prospective study in UK Biobank
British Medical Journal (BMJ)
14 de mayo 2019
Volumen 365 página(s) l1628

Interesante estudio sobre un posible efecto beneficioso de la glucosamina sobre el riesgo cardiovascular.

El objetivo fue evaluar la asociación entre consumo habitual de glucosamina y riesgo de enfermedad cardiovascular (CV).

Se realizó un estudio de cohortes en la base de datos UK Biobank.

Participaron 466.039 sin enfermedad CV al inicio, que completaron un cuestionario sobre consumo de suplementos, incluida la glucosamina. Durante un seguimiento de duración mediana de 7 años, se registraron 10.204 nuevos acontecimientos CV de interés: 3.600 muertes CV, 5.745 casos de cardiopatía isquémica (CI) y 3.263 de ictus. Tras ajustar por edad, sexo, IMC, raza, hábitos vitales, dieta, consumo de fármacos y consumo de otros suplementos, se registró una asociación entre consumo de glucosamina y:

- riesgo cardiovascular (muerte CV + CI + ictus): HR=0,85 (IC95%, 0,80-0,90);

- muerte cardiovascular: HR=0,78 (IC95%, 0,70-0,87);

- cardiopatía isquémica: HR=0,82 (IC95%, 0,76-0,88), e

- ictus: HR=0,91 (IC95%, 0,83-1,00).

Los autores concluyen que el consumo habitual de glucosamina se asoció a una morbimortalidad cardiovascular un 15% más baja y a reducciones similares del riesgo de muerte de origen cardiovascular, cardiopatía isquémica e ictus.

[Los resultados son presentados de manera elegante, con gráficas de valores de OR de las tasas de mortalidad cardiovascular y de la incidencia de cardiopatía isquémica y de ictus en numerosos subgrupos, todas ellas con resultados que muestran efecto preventivo de glucosamina, en muchos casos estadísticamente significativos.

No obstante, tal como reconocen los autores, este estudio tiene varias limitaciones que impiden establecer una relación de causalidad definida:

- El UK Biobank no recoge información sobre la dosis y la duración del consumo de glucosamina.

- No se recogió información sobre los efectos indeseados de glucosamina. De hecho, se han descrito casos de reacciones alérgicas, diarrea, estreñimiento, náusea y dispepsia.

- No se recogió información sobre el tipo específico de preparado de glucosamina consumido (sulfato de glucosamina, clorhidrato de glucosamina o N-acetilglucosamina), de modo que no se puede saber si existen diferencias entre ellos. Se recuerda que la mayoría de los preparados comercializados contienen sulfato de glucosamina.

- En cuarto lugar, en un estudio observacional no se puede distinguir entre el consumo de glucosamina y otros hábitos vitales determinantes de enfermedad: el consumo de glucosamina podría ser más frecuente entre personas que cuidan más sus hábitos saludables. Este posible sesgo de selección sería la debilidad más importante: no se puede excluir la posibilidad de que las asociaciones inversas observadas sean debidas a que los consumidores de glucosamina tienen hábitos vitales más saludables.

Por otra parte, 3.600 casos de muerte cardiovascular en 466.037 personas equivalen a 7.724 casos por millón, en siete años. Si se divide esta cifra por siete se obtiene la tasa bruta anual, que sería de 1.103 por millón y año, es decir, 1 por 1.000 y año. Si los resultados fueran veraces, consumir glucosamina para reducir la incidencia de 1 a 0,75 por 1.000 y año no parece un gran negocio.]