Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/5/2019
SIETES contiene 92751 citas

 
Ref. ID 103073
 
Tweet
Goodman CW, Brett AS. A clinical overview of off-label use of gabapentinoid drugs
JAMA Internal Medicine (JAMA Intern Med)
25 de marzo 2019
página(s) 1

Gabapentina y pregabalina contribuyen al malestar de los pacientes, sobre todo si son de edad avanzada. En este artículo se revisan las pruebas disponibles sobre su consumo en indicaciones no autorizadas, que es mayoritario sobre el consumo para indicaciones autorizadas.

El consumo de medicamentos en indicaciones no autorizadas expone a los pacientes a efectos adversos, y generalmente no tiene pruebas de eficacia.

Los únicos cuadros de dolor que constituyen indicaciones autorizadas de los gabapentinoides en EEUU son la neuralgia postherpética (gabapentina y pregabalina), y la neuropatía diabética, lesión d medula espinal y fibromialgia (sólo pregabalina). A pesar de ello, en los últimos 15 años su consumo se ha triplicado. Es muy probable que este incremento refleje el consumo de estos medicamentos para cuadros de dolor que no son indicaciones autorizadas, en parte para evitar el consumo de analgésicos opiáceos.

En esta revisión se identificaron 34 ensayos clínicos (EC) de gabapentinoides frente a placebo (en un total de unos 4.200 participantes) en dolor no oncológico y a la vez en una situación clínica no autorizada por la FDA.

Se excluyeron los ensayos en dolor agudo postoperatorio y migraña.

La duración de la mayoría de estos EC fue de 4 a 12 semanas.

Los resultados presentados en las tablas indican que:

- Gabapentina no es eficaz para el tratamiento de la neuropatía diabética (5 EC, 833 participantes).

- Tampoco es eficaz en lumbalgia con radiculopatía (4 EC, 240 pacientes), neuropatías no especificadas (un EC, 305 pacientes), lesión medular (2 EC, 27 pacientes) ni otros cuadros de dolor.

- De manera específica, los EC sobre gabapentinoides en el tratamiento de la lumbalgia o de la ciática han sido repetidamente negativos.

- Sólo se dispone de pruebas mínimas que indiquen que la gabapentina es eficaz en la fibromialgia (pregabalina está autorizada para esta indicación): en un EC controlado con placebo gabapentina mejoró solamente en 0,9 puntos la puntuación de dolor, en una escala de 0 a 10; se considera que menos de un punto es clínicamente no significativo.

- Pregabalina no mostró eficacia en el tratamiento del dolor neuropático central (2 EC, con un total de 259 participantes; en uno de ellos, con 40 pacientes y de sólo 4 semanas de duración, se registró una mejoría de 2,18 puntos sobre 10; en el otro, con 219 pacientes y de 13 semanas de duración, no se registró efecto beneficioso).

- Pregabalina no tiene eficacia sobre el dolor de la neuropatía por VIH (2 EC, 259 participantes).

- Pregabalina tampoco mostró eficacia en el tratamiento de neuropatía no especificada, prostatitis crónica y dolor pélvico crónico en hombres, lesión nerviosa traumática, pancreatitis crónica y grandes quemados).

- Tanto gabapentina como pregabalina están autorizadas para el tratamiento de la neuralgia postherpética, pero ambas son utilizadas a menudo para el dolor agudo del zóster, en cuyo tratamiento los EC no han mostrado efecto beneficioso.

- Un pequeño número de EC sobre gabapentinoides en el tratamiento de otros síndromes dolorosos (por ej., lesión nerviosa traumática, síndrome de dolor regional complejo, lesión por quemadura, dolor de la anemia falciforme) no ha mostrado efecto beneficioso clínicamente significativo.

También se repasa la historia de la comercialización de GP y PG en EEUU.

Un comentarista de JW añade que el consumo de gabapentinoides en indicaciones no autorizadas es motivo de preocupación, sobre todo si se tienen en cuenta las tasas de incidencia de efectos adversos como mareo, somnolencia e inestabilidad. Además, los autores indican que a menudo los gabapentinoides son prescritos para evitar la prescripción de un analgésico opiáceo, pero que estos pacientes a menudo siguen consumiendo opiáceos, prescritos u obtenidos por medios irregulares. Y recuerda que la combinación de gabapentinoide más opiáceo se asocia a un incremento del riesgo de intoxicación opiácea.