Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/5/2019
SIETES contiene 92751 citas

 
Ref. ID 103069
 
Tweet
Monte AA, Shelton SK, Mills E, Saben J, Hopkinson A, Sonn B, Devivo M, Chang T, Fox J, Brevik C, Williamson K, Abbott D. Acute illness associated with cannabis use, by route of exposure: an observational study
Annals of Internal Medicine (Ann Intern Med)
26 de marzo 2019
página(s) 1

El objetivo de este estudio fue describir y comparar las visitas a servicios de urgencias relacionadas con la exposición a cánnabis por vía oral o por vía inhalada.

Estudio financiado por el Departamento de Salud Pública y Ambiente del estado de Colorado, que fue el primero en EEUU en legalizar el consumo de cánnabis con finalidades no médicas.

Se revisaron las historias clínicas de las visitas a urgencias de 2012 a 2016, en un gran hospital universitario urbano de Colorado. Se identificó a los expuestos por la presencia de un código de la ICD-9 o la ICD-10 que correspondiera a consumo de cánnabis. Se registraron las características demográficas de los pacientes, la vía de exposición, la dosis, los síntomas, la duración del ingreso, los resultados, los diagnósticos de alta y la atribución de la visita a efectos del cánnabis.

De 9.973 visitas al Servicio de Urgencias, 2.567 (25,7%) fueron por lo menos “parcialmente atribuibles” a cánnabis; de estas, 238 (9,3%) fueron atribuidas a cánnabis ingerido por vía oral.

El riesgo del llamado síndrome de hiperémesis por cannabinoides fue más frecuente en las visitas atribuidas a cánnabis inhalado que en las atribuidas a cánnabis por vía oral (18% comparado con 8,4%).

Por el contrario, los síntomas neuropsiquiátricos fueron más frecuentes en las visitas por cánnabis oral (18% comparado con 10,9%). También fueron más frecuentes con cánnabis por vía oral la intoxicación (48% comparado con 28%) y los síntomas cardiovasculares (8% comparado con 3,1%).

Entre 2014 y 2016 los productos ingeribles por vía oral originaron un 10,7% de las visitas atribuidas a cánnabis, pero sólo constituyeron un 0,32% de las ventas (en kg de THC) en el mismo período.

Los autores concluyen que las visitas atribuibles a cánnabis inhalado son más frecuentes que las atribuibles a cánnabis por vía oral, pero estas últimas se asocian a más síntomas psiquiátricos y a un número de visitas mayor al esperado (según los datos de ventas).

[El método de identificación de la variable independiente (consumo de cánnabis) es de fiabilidad escasa o nula para un estudio comparativo. La variable "consumo de cánnabis" era notificada por el paciente, sin pruebas de comprobación o validación.]