Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 25/2/2021
SIETES contiene 93212 citas

 
Ref. ID 102660
 
Tweet
Anónimo. Conjonctivites présumées bactériennes
La Revue Prescrire (Prescrire)
mayo 2018
Volumen 38 página(s) 361-5

Aproximadamente la mitad de las conjuntivitis de origen bacteriano confirmado se curan en una semana sin tratamiento antibiótico.

El uso de lentes de contacto o una inmunosupresión son situaciones que justifican la aplicación de un antibiótico por vía oftálmica.

Cuando los síntomas persisten después de 3 o 4 días de lavado ocular con suero fisiológico está justificado un antibiótico. Según revisiones y una guía de práctica clínica, en caso de conjuntivitis presumiblemente bacteriana, los diferentes antibióticos por vía oftálmica disponibles tienen una eficacia similar. Además de la presencia de excipiente que expone a reacciones locales, hay pocas diferencias en el riesgo de efectos adversos locales entre los antibóticos por vía oftálmica: las fluoroquinolonas pueden causar afectación corneal.

Dado que el paso a la vía sistémica es escaso, se prevén pocos efectos adversos sistémicos con la azitromicina, ácido fusídico, rifampicina o la tobramicina. Se debe evitar la clortetraciclina en niños menores de 8 años. Las fluoroquinolonas se asocian a un riesgo elevado de desarrollo de resistencias.

En Francia, a principios de 2018, el colirio de azitromicina en unidosis está desprovisto de excipientes y por tanto de reacciones locales. Su administración és menos limitante que los demás antibióticos: dos aplicaciones al día durante 3 días. Se puede utilizar por vía oral durante la gestación.