Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/12/2017
SIETES contiene 92148 citas

 
Ref. ID 102055
 
Tweet
Schuchat A, Houry D, Guy Jr GP. New data on opioid use and prescribing in the United States
Journal of the American Medical Association (JAMA)
1de agosto 2017
Volumen 318 nº 5 página(s) 425-6

Datos recientes escalofriantes sobre la epidemia de adicción a analgésicos opiáceos en EEUU. Analgésicos prescritos mayoritariamente para el tratamiento del dolor crónico, en el que tienen una eficacia más que dudosa, y una relación beneficio-riesgo adversa, sobre todo en pacientes de edad avanzada:

En EEUU, entre 1999 y 2010 las muertes por intoxicación aguda por analgésicos opiáceos aumentaron paralelamente al aumento de las prescripciones médicas de estos fármacos.

En 2015 se contabilizaron 33.091 muertes por sobredosis por medicamentos opiáceos, en la mitad de los casos por opiáceos de prescripción.

Se calcula que dos millones de personas sufren adicción a estos productos. Se estima que esta patología tiene un coste anual de 78.500 M$.

El 6 de julio los CDC anunciaron que entre 2006 y 2015 la cantidad de opiáceos prescritos llegó a un máximo en 2010, con 782 equivalentes de mg de morfina (MME) por persona. Después disminuyó, hasta 640 MME en 2015. Entre 2006 y 2010 las tasas de prescripción aumentaron de 72,4 a 81,2 por 100 personas, se mantuvieron constantes hasta 2012, y comenzaron a disminuir hasta 70,6 por 100 en 2015. Sin embargo, el número de prescripciones en 2015 era tres veces más alto que en 1999 (con 180 MME por persona), y casi cuatro veces más alto que en Europa en 2015 (no se da cita sobre esta afirmación).

Además, los CDC informan que la prescripción de dosis altas, definidas como 90 MME al día o más, fue estable entre 2006 y 2010, y después disminuyó desde 11,4 por 100 personas en 2010 a 6,7 en 2015.

A pesar de la reducción de la prescripción de analgésicos opiáceos de los últimos años, la mortalidad por sobredosis sigue aumentando, en gran parte por opiáceos ilegales (heroína y fentanilo de fabricación ilegal). El aumento del uso ilícito y el nivel alto de prescripción médica andan de la mano. En Rhode Island, 24 de 69 fallecidos por sobredosis por fentanilo ilegal entre 2012 y 2014 habían recibido una prescripción de un opiáceo en los 90 días anteriores a la muerte. [Esta no es una prueba muy convincente de la relación causal.]

Entre 2006 y 2015, la duración media de las prescripciones de opiáceos aumentó de 13,3 a 7,7 días. Los datos disponibles sugieren que disminuye el número de nuevos usuarios, pero muchos pacientes usan estos fármacos por períodos prolongados. El uso prolongado de opiáceos aumenta el riesgo de dependencia, intoxicación y muerte. Los resultados de un estudio sobre una base de datos administrativa, realizado entre 2000 y 2005, mostró que los pacientes que recibieron prescripciones de opiáceos durante más de 90 días seguidos, incluso a dosis bajas, tenían un riesgo elevado (OR=14,92) de desarrollar dependencia (tasa de incidencia de 0,72%), en comparación con los que no recibieron prescripciones de estos fármacos.