Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 100429
 
Tweet
Mayor S. “Impressive results” in stem cell treatment for multiple sclerosis
British Medical Journal (BMJ)
10 de junio 2016
Volumen 353 página(s) i3269

En la mayoría de los pacientes con esclerosis múltiple (EM) que participaban en un pequeño ensayo clínico en fase II publicado en Lancet, un tratamiento inmunosupresor agresivo seguido de trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas detuvo las recaídas clínicas así como el desarrollo de nuevas lesiones cerebrales durante un período prolongado.

23 de los 24 participantes son tuvieron más recaídas ni presentaron nuevas lesiones cerebrales. Ocho de estos 23 mostraron una mejoría sostenida de la incapacidad durante una media de 7,5 años después del trasplante de células madre.

Se trata de la primera intervención terapéutica capaz de reducir hasta tal punto las manifestaciones de la EM. Los investigadores advierten sin embargo que los riesgos propios de este tratamiento podrían limitar seriamente su aplicación generalizada.

Los 24 participantes en el ensayo tenían enfermedad activa a pesar de recibir tratamiento inmunosupresor estándar. Todos ellos presentaban mal pronóstico y su grado de incapacidad fue de moderado a necesitar una ayuda para caminar 100 m (puntuaciones de 3,0 a 6,0 en la escala ampliada de estado de incapacidad.

El tratamiento destruye completamente el sistema inmunitario del paciente con una pauta quimioterápica con busulfán, ciclofosfamida y globulina antitimocítica de conejo. A continuación los pacientes recibían un trasplante autólogo de células madre de su propia medula ósea, que habían sido extraídas antes del inicio del tratamiento. Uno de los 24 pacientes falleció a causa de las complicaciones del trasplante.

De los 23 que sobrevivieron al tratamiento, ninguno presentó una recaída de la EM durante períodos de seguimiento de 4 a 13 años (mediana de 6,7 años). Anteriormente, habían sufrido una media de 1,2 recaídas al año. Además, no se apreciaron nuevas lesiones cerebrales a la RMN. Dos terceras partes (69,6%) estaban libres de actividad de la EM tres años después del trasplante.

En un editorial acompañante se afirma que este ensayo es el primero que muestra una supresión completa de toda actividad inflamatoria en todos los pacientes y durante largo tiempo.

Los resultados son muy prometedores, pero deben ser confirmados en un ensayo controlado. De momento, no modificarán el tratamiento de la EM, dados los riesgos, que deben ser evaluados con mayor precisión.]